Dones Compartidos

Se encuentra usted aquí

Inicio

Vida y Ministerio Semana del 10 al 16 de Febrero 2020

TESOROS DE LA BIBLIA

 

Busquemos perlas escondidas (10 mins.)

¿Qué perlas espirituales ha encontrado sobre Jehová, el ministerio y otros temas en la lectura bíblica de esta semana?

Genesis 16:2

 

¿Estuvo bien que Sarai ofreciera a su sirvienta Agar para que fuera esposa de Abrán? Aquello era la costumbre de la época: la esposa estéril estaba obligada a dar una concubina a su marido con el fin de producir herederos. La práctica de la poligamia surgió por primera vez entre los descendientes de Caín. Poco a poco se convirtió en una costumbre que acabaron aceptando algunos siervos de Jehová (Génesis 4:17-19; 16:1-3; 29:21-28). No obstante, Dios nunca cambió su norma original, a saber: la monogamia (Génesis 2:21, 22). Noé y sus hijos, a quienes se les reiteró el mandato de ‘ser fructíferos y llenar la tierra’, eran monógamos (Génesis 7:7; 9:1; 2 Pedro 2:5). Más adelante, Jesucristo confirmó esta norma original.

Genesis 15:16

¿Por qué se retuvo Jehová de ejecutar sentencia sobre los amorreos (o cananeos) durante cuatro generaciones? Porque es paciente. Esperó hasta que no hubo ninguna posibilidad de mejora. Como Jehová, nosotros también hemos de ser pacientes.

 

Genesis 15:18

¿Por qué había que expulsar a los cananeos de la Tierra Prometida? Porque no les pertenecía aquel territorio; eran lo que hoy llamaríamos ocupantes ilegales. Unos cuatrocientos años antes, Dios les había prometido aquella tierra a su siervo Abrahán y a sus descendientes (Génesis 15:18). Y cumplió su promesa al permitir que los descendientes de Abrahán —la nación de Israel— ocuparan la región. Quizás algunos objeten que los cananeos tenían derechos sobre la tierra porque vivían allí antes que los israelitas. Pero ¿quién tiene la última palabra al decidir a quién le pertenece un territorio? Está claro que Dios, pues es el Soberano del universo.

Genesis 15:16

¿Puede ser Jehová un Dios de amor y al mismo tiempo aniquilar a una nación? A primera vista pudiera parecer que no. Sin embargo, si se analiza más de cerca la situación, uno se da cuenta de lo amoroso que fue Dios.

Hacía mucho tiempo que Dios veía que los cananeos iban por mal camino. Pero en vez de exterminarlos de inmediato, esperó pacientemente durante cuatrocientos años hasta que su maldad hubiera ‘quedado completa’ (Génesis 15:16).

En otras palabras, Jehová los destruyó cuando alcanzaron el colmo de la maldad y no había posibilidad de que cambiaran. Aun así, no exterminó indiscriminadamente a todos los cananeos. ¿Por qué? Porque no todos eran incorregibles. Él les perdonó la vida a quienes estuvieron dispuestos a cambiar, como Rahab y los gabaonitas.

Genesis 15:5, 6

Al ver que envejecía y todavía no había engendrado un hijo, Abrahán habló de ello con su Dios, quien entonces lo confortó. En consecuencia, Abrahán “puso fe en Jehová”. Si le abrimos nuestro corazón a Jehová en oración, aceptamos el consuelo que nos da mediante la Biblia y le obedecemos, nuestra fe se fortalecerá.

Génesis 15:16

Esta profecía habla de como Jehová devolvería a su pueblo en la cuarta generación de Abrahán. ¡Y así fue! Cuatro generaciones: 1) Leví, 2) su hijo Qohat, 3) su nieto Amram y 4) su biznieto Moisés. Verdaderamente sin palabras ante la veracidad de Jehová. Aplicación: Jehová es un Dios de palabra fiel, que así también sea la de nosotros.

Génesis 16:5

Como para estar aún más convencidos de la franqueza de Jehová. Otra profecía: Jehová profetizó que mediante Abrahán llegaría a ser padre de “una multitud”, y fue una realidad, pues de él procedieron muchas naciones. ¿Alguna duda de que vendrá el nuevo mundo? Aplicación: Aunque desde nuestro punto de vista parezca Jehová demorado, el tiene todo listo para intervenir en la Tierra y acabar con la maldad.

Génesis 17:1

Jehová nos invita a que “andemos exentos de falta”. Desde luego el no exige perfección de nosotros, pero él si sabe lo que podemos darle, y por eso nos ha dejado sus excelentes recordatorios en la Biblia. Por eso, si le rogamos a Jehová su ayuda, el será nuestro apoyo para hacer el bien. Aplicación: Oremos a Jehová y podremos lograr nuestras metas espirituales.

 

 

SEAMOS MEJORES MAESTROS

Video de la primera conversación (4 mins.): Análisis con el auditorio. Ponga el video y haga las siguientes preguntas: ¿por qué fueron buenas las preguntas que hizo el publicador? y ¿qué ejemplo usó para enseñar?

La primera pregunta cree que alguna vez habrá paz en la tierra?

 Es muy buena porque hoy en día la gente está cansada del sufrimiento que deja las guerras.

Y la segunda pregunta, como podemos saber el futuro?

 Es una pregunta interesante, porque está relacionado con la persona, además todas las persona desean saber que pasara más adelante.

Y la respuesta que da el amo de casa muestra que la persona si ha intentado saber sobre el futuro, porque menciona algunas cosas que hacen las personas con el fin de enterarse lo que va a pasar.

Además son buenas estas preguntas pues alimentan el interés de la persona por el tema, y cuando el publicador menciona que si hay alguien que no se equivoca al predecir el futuro, desarrollo más interés por saber de quien se trataba.

¿Qué ejemplo usó para enseñar?

 El hermano le menciona que si un pronóstico confiable del tiempo dice que habrá una tormenta, luego le pregunta si se llevaría un paraguas y la respuesta del amo de casa es Si  y es una buena ilustración porque así como Jehová no se equivocado al predecir algunas cosas, ahora sería lógico que sigamos confiando de la misma manera.

 

NUESTRA VIDA CRISTIANA

Transcripción del vídeo:

  • Me llamo Kiara, y él es mi esposo, Shaan. Nuestro hijo Akil se mudó hace poco a una congregación donde hacía falta ayuda. Sin él, nuestro hogar ya no es el mismo. ¡Cuánto nos hacía reír! Lo echo mucho de menos Shaan y yo… apenas conversamos. Creo que… que nos estamos distanciando. Intenté explicarle lo que sentía, pero no llegamos a nada.
  • Desde que Akil se fue, algo no anda bien entre Kiara y yo. Ella siempre está enojada. Quisiera que estuviera más contenta, como cuando Akil estaba en casa,. Me cuesta trabajo admitirlo, pero, creo que, nos estamos distanciando. Hasta Akil lo ha notado.
  • Bueno y, ¿les puedo hacer una pregunta? ¿Todo bien entre ustedes? Porque noto algo raro.
  • ¡Qué va!Estamos de maravilla, ¿verdad?
  • Sí, estamos bien.
  • Todo bien, hijo.
  • Pero todo era una fachada. Ambos sabíamos la realidad. Por primera vez, hablamos abiertamente de cómo nos sentíamos. Estaba claro que si no hacíamos nada, terminaríamos mal. Debíamos arreglar las cosas, y rápido. Leímos juntos Romanos 12:10: “En cuanto a mostrarse honra unos a otros, lleven la delantera”.
  • Hablamos de Abrahán y Sara. Ellos no eran perfectos, pero, siempre se tuvieron en alta estima, se escuchaban el uno al otro, y se mostraban cariño. Le dije a Kiara: “sé que puedo mejorar”; y de verdad, quería mejorar porque, la amo muchísimo.
  • Yo le dije a Shaan que ambos teníamos que mejorar. Y eso hicimos.
  • Unos meses después, ambos empezamos el precursorado. Ya teníamos mucho de que hablar.
  • He descubierto muchas cosas lindas de Kiara.
  • Nuestro matrimonio, como el de Abrahán y Sara, no era perfecto, y siempre habrá momentos difíciles; pero esforzarnos por seguir los principios bíblicos nos ayudó a mantenernos a flote. Hoy estamos más unidos.

 

 

 

ESTUDIO DEL LIBRO

 

¿Por qué piensa Jesús que la higuera tal vez tiene higos aunque todavía no ha llegado la temporada?

Lo piensa porque aunque todavia no es el mes de que la higuera de fruto, pero le han brotado las hojas muy pronto y tal vez el piensa que tambien tenga fruto.

 

La enciclopedia perspicacia menciona porque puede que Jesus pensara que tuviera fruto aunque no era el mes indicado, pero el arbol esta repleto de hojas, y deberia tener fruto. Dado que las brevas o frutos aparecen al mismo tiempo que las hojas y a veces hasta los frutos salen primero entonces el hecho de que el arbol no tuviese mas que hojas mostro que no iba a producir ninguna cosecha y que por lo tanto su apariencia engañaba.

 

¿Por qué tiene razón Jesús al llamar ladrones a los que venden en el templo?

Los llama ladrones porque se aprovechaban de que las personas tenian que hacer sacrificios y les cobraban demasiado dinero por la venta de un animal y los cambistas se aprovechaban de las personas que venian de otros paises para cambiarles a la moneda local solo asi podian pagar el impuesto del templo.

¿En qué sentido se compara Jesús a un grano de trigo, y cómo se siente él al pensar en el sufrimiento y la muerte que le esperan?

 

Se compara al grano de trigo porque quizas un solo grano no tenga mucho valor, pero si muere y crese la planta dara muchas espigas, asi mismo Jesus solo un hombre perfecto, pero cuando murio su vida tuvo mucho valor porque brindo a la humanidad el medio para tener vida enterna.

Se siente angustiado quizas con la idea de pedir a Jehova que lo librara, pero sabia que tenia que hacer la voluntad de Jehova por eso le dice que para esto a llegado a esta hora.

Lecciones

 

Marco 11:15-17

Recuerde la reacción de Jesús cuando se enfrentó a los cambistas del templo. Volcó sus mesas y los bancos de los mercaderes que vendían palomas. Marcos relata: “[Jesús] no dejaba que nadie llevara utensilio alguno por el templo, sino que siguió enseñando y diciendo: ‘¿No está escrito: “Mi casa será llamada casa de oración para todas las naciones”? Pero ustedes la han hecho una cueva de salteadores’”. (Marcos 11:15-17.) Jesús ni siquiera permitía que nadie usara el patio del templo como atajo para llevar utensilios a otras zonas de la ciudad. Sus acciones reforzaron el consejo que ya había dado: “Sigan, pues, buscando primero el reino y la justicia de Dios”. (Mateo 6:33.) Jesús nos puso un magnífico ejemplo de devoción exclusiva a Jehová. Sin duda practicó lo que predicó.

Lucas 19:48-48

 A JESÚS le sobraban razones para decir que aquellos comerciantes avariciosos habían transformado el templo de Dios en “una cueva de salteadores” (Mateo 21:12, 13). A fin de pagar el tributo del templo en la moneda debida, los judíos y los prosélitos procedentes de otras tierras habían de cambiar su dinero extranjero. En su libro La vida y los tiempos de Jesús el Mesías, Alfred Edersheim explica que los cambistas solían abrir sus puestos por todo el país el 15 de Adar, un mes antes de la Pascua. A partir del 25 de Adar, se trasladaban al recinto del templo de Jerusalén para aprovecharse de la enorme afluencia de judíos y prosélitos. Los tratantes tenían un negocio floreciente, pues cobraban una comisión por cada moneda que cambiaban. El que Jesús los llamara salteadores deja entrever que sus comisiones eran tan cuantiosas que en la práctica estaban robando a los pobres.

  Algunos no podían llevar sus propios animales para sacrificio, y los que lo hacían tenían que presentarlos ante un inspector en el templo para que los examinara, pagando una cantidad. Para no arriesgarse a que se rechazara el animal tras haberlo acarreado desde lejos, muchos compraban a los comerciantes corruptos del templo uno “aprobado” levíticamente. “A más de un pobre aldeano lo desplumarían allí a conciencia”, dice un historiador.

  Existen pruebas de que en un tiempo el sumo sacerdote Anás y su familia tuvieron intereses creados en relación con los comerciantes del templo. Los escritos rabínicos hablan de “los bazares de los hijos de Anás” allí establecidos. Las sumas que percibían de los cambistas y de la venta de animales en los terrenos del templo eran una de sus principales fuentes de ingresos. Un biblista comenta que el acto de Jesús de desalojar a los comerciantes “fue no sólo dirigido contra el prestigio de los sacerdotes, sino también contra sus bolsillos”. Sea como fuere, sin duda sus enemigos deseaban eliminarlo

Juan 12:27, 28

A Jesús lo angustiaba pensar en la gran responsabilidad que tenía de ser fiel a Jehová. Sabía que lo azotarían y lo matarían (Mat. 26:38). Pero lo que más le importaba era glorificar el nombre de su Padre. Le preocupaba que su muerte manchara la reputación de Dios, porque lo habían acusado de blasfemia. Pero las palabras de su Padre debieron darle la certeza de que el nombre de Jehová sería glorificado. De seguro que estas lo tranquilizaron y lo fortalecieron para aguantar lo que iba a sufrir. Aunque es posible que solo él las comprendiera, Jehová se aseguró de que quedaran registradas para el beneficio de todos nosotros (Juan 12:29, 30).

Igual que a Jesús, puede que a nosotros nos preocupe que se manche el nombre de Jehová. Tal vez seamos víctimas de injusticias, como le pasó a él. O quizás nos inquieten las mentiras que los opositores difunden sobre nosotros. Puede que pensemos en cuánto afectan la reputación de Jehová y de su organización. Pero estas cosas no nos deben quitar el sueño. En momentos así, lo que Jehová le dijo a Jesús nos tranquiliza mucho. Jehová siempre glorificará su nombre. Usará el Reino para reparar cualquier daño que Satanás y este mundo les hagan a sus siervos fieles (Sal. 94:22, 23; Is. 65:17). Estamos seguros de que estas palabras se cumplirán: “La paz de Dios que supera a todo pensamiento guardará sus corazones y sus facultades mentales mediante Cristo Jesús”.

 

Facebook Login

Connect

Inicio de sesión

Te Gusta?

Usuarios Conectados

Hay actualmente 0 usuarios conectados.

formación